Obama Visitó Los áNgeles Para Recaudar Miles de Dólares Mientras Organizaciones Claman Por Justicia Para Los Migrantes

El presidente Barack Obama llegó a Los Ángeles para una cena de celebridades donde las entradas costaron hasta $30,000 (para recaudar fondos para las elecciones de noviembre) y habló con jóvenes de la Generación Y. Sin embargo, los once millones de trabajadores migrantes que hacen millonarios aportes a la economía de este país no figuraba en la agenda del presidente.

Por Bertha Rodríguez Santos

Mientras tanto, una caravana de organizaciones de derechos de los migrantes se dirigió a Bakersfield para entregar una carta al congresista republicano Kevin McCarthy pidiendo a los legisladores que no deroguen la Ley de Reautorización de Protección de Víctimas de la Trata de William Wilberforce de 2008 (TVPRA). . Esta ley permite que los niños centroamericanos soliciten asilo político o la condición de refugiado si comprueban que su vida corre peligro en sus países de origen.

Por los niños y la dignidad humana

De acuerdo con Gonzalo Santos, profesor de sociología de la Universidad Estatal de California en Bakersfield, desde sus inicios la ley TVPRA fue creada para frenar la migración de niños mexicanos, situación que ha facilitado la deportación de entre 13 y 15 mil menores al año. , desde 2008.

El profesor analizó en entrevista que a raíz de la llamada guerra contra las drogas y las políticas económicas neoliberales (de privatización) implementadas por Felipe Calderón, se comenzó a observar un desplazamiento masivo de menores mexicanos por la violencia en estados como Sinaloa. , Chihuahua, Tamaulipas, y luego Guerrero y Michoacán, además de estados como Oaxaca, que ocupa el segundo lugar en deportación de infantes que intentan huir de la pobreza en esa entidad.

Hasta el momento, dijo el profesor Santos, los gobiernos mexicanos no han movido un solo dedo en defensa de sus ciudadanos migrantes adultos o niños que buscan reunirse con sus padres, escapando de la violencia y la pobreza.

Durante la manifestación en apoyo a los niños migrantes, Gonzalo Santos calificó de perversión moral el hecho de que los políticos estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, solo se centren en las elecciones y se mantengan indiferentes al clamor de los niños que son expulsados ​​a México.

También condenó las intenciones del presidente Obama y otros legisladores de eliminar la actual ley Wilberfoce.

Dijo que ante la inacción de los gobiernos, la sociedad civil de México, Centroamérica y el Caribe, debe formar un movimiento de presión multilateral para establecer un régimen migratorio norteamericano que promueva el desarrollo sustentable de los países que expulsan migrantes y reduzca la inseguridad y la violencia, entre otros factores causantes de la migración.

“Esta es una lucha central por la dignidad humana”, dijo Gonzalo Santos.

solidaridad local

Por su parte, la profesora Linda Haggerty coincidió en que la situación de los migrantes es el mayor problema de estos tiempos.

“No podemos deportar a estos niños porque muchos de ellos quizás ya no estén vivos”, advirtió la maestra, quien ha notado la angustia de sus alumnos cuando ven a sus padres escondidos de los agentes de la migra. “Las políticas de Estados Unidos en sus países han provocado esto”, agregó Haggerty.

También denunció que el congresista McCarthy se ha negado a escuchar el clamor no solo de la comunidad migrante (comentó que el legislador niega reuniones a personas con apellidos latinos a quienes les cierra la puerta de sus oficinas) sino también de las personas que apoyan a los migrantes . .

Advirtió que mientras no haya presión sobre los legisladores y el presidente Obama, la situación seguirá así.

Martha Arévalo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), dijo que 60.000 niños, en su mayoría de El Salvador, Guatemala y Honduras, han sido detenidos para su deportación.

Indicó que esto es preocupante porque según un informe de la Organización de las Naciones Unidas, El Salvador es el país en el que más homicidios de menores se registran y Honduras es el país más violento del mundo.

Como la oficina de McCarthy estaba cerrada (se decía que estaba cerrada para no atender a los integrantes de la caravana), las organizaciones colgaron la carta en la puerta de la oficina del legislador.

La carta exige 1) que no se elimine la protección de menores contenida en la TVPRA, 2) que se garantice una representación legal adecuada para los niños centroamericanos que se encuentran en proceso de solicitud de asilo político. Son muchos los casos de niños entre 5 y 12 años que se enfrentan solos a jueces de inmigración y un abogado que argumenta en contra; 3) acceso a servicios sociales como atención médica y de salud mental para ayudar a los niños a lidiar con el trauma causado por las experiencias que atraviesan en el camino.

José Cartagena, de la Red Nacional Salvadoreña en el Exterior (RENASE) en Oakland, recordó a los presentes que Estados Unidos es un país de inmigrantes, refiriéndose a los anglosajones que llegaron a este país, seguidos de una larga lista de etnias y nacionalidades que Procedían de Europa, África y Asia. “Todos somos inmigrantes excepto los nativos americanos”, consideró.

Dijo que los niños se han convertido en un

prioridad aún mayor para la deportación y la criminalización que aquellos que cometen delitos graves en este país.

Consideró inadmisible que el presidente Obama haya culpado a los menores y los haya utilizado como excusa para no aprobar la acción diferida para todos los inmigrantes.

“Es injusto que usen criaturas inocentes con fines electorales”, dijo Enrique Velázquez, activista de Los Ángeles.

Bertha Hernández, radicada en San Francisco, dijo que para los migrantes su condición de indocumentados es como ser esclavos porque no son libres de salir e ir “a ver morir a sus padres o abrazar a sus hijos” en sus países de origen.

Propuso una mayor organización y comparó a los latinos con un gigante que puede parar actividades en Estados Unidos porque los migrantes están en todas partes y con esa fuerza pueden cambiar las políticas migratorias actuales.

En la caravana participaron organizaciones de Los Ángeles, Bakersfield, Oakland y San Francisco. Estuvieron presentes representantes del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), la Red Nacional Salvadoreña en el Exterior (RENASE), la Red Mexicana de Organizaciones y Líderes Migrantes (Red Mx), el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB), Homies Unidos. , el Fondo Salvadoreño Americano de Liderazgo y Educación (SALEF), el Movimiento Primero de Abril y la Coalición Kern para la Ciudadanía, entre otros grupos.

Durante su visita a Los Ángeles el 9 de octubre, el presidente Obama alentó la recaudación de fondos para el Comité Nacional Demócrata antes de las elecciones intermedias del 4 de noviembre. La cena fue en la residencia de la actriz Gwyneth Paltrow, en Brentwood; los platos de la farándula cuestan entre mil dólares y 32 mil billetes verdes.

El presidente también se reunió con jóvenes emprendedores del centro de trabajo Cross Campus en Santa Mónica. Allí destacó el papel de la generación millennial o generación Y (nacidos entre 1980 y 1995), como aquí se conoce a las personas innovadoras, que se destacan por trabajar con tecnologías y que, según palabras de Obama, serán el pilar de la economía estadounidense. durante las próximas décadas.

Aparentemente, los inmigrantes no autorizados no encajan en la visión del presidente, pero la comunidad sostiene que seguirá luchando por su reconocimiento.