El Congreso de la Unión iniciará próximamente un nuevo período legislativo ordinario y, salvo que se apruebe un período extraordinario, será la última oportunidad para aprobar alguna reforma electoral a tiempo para 2012. Actualmente, el tema de los derechos políticos de los mexicanos en el exterior ha perdió relevancia y no está entre las prioridades de los partidos y sus legisladores. Por otra parte, las organizaciones de migrantes no están realizando una intensa labor de cabildeo ni se han movilizado masivamente para alcanzar los niveles de activismo de otros tiempos recientes. Además, actualmente existe una falta de coordinación y/o agenda común. El escenario no es prometedor para lograr ninguna reforma significativa antes del plazo constitucional del 1 de julio de 2011. La más reciente e interesante iniciativa ha sido elaborada por el senador panista Luis Alberto Villarreal García, quien propone: votar con credencial de elector o registro consular; solicitud vía correo electrónico en la lista nominal de electores en el exterior; y la modalidad de voto electrónico. La iniciativa fue presentada en el pleno del Senado el 12 de enero y pasó a manos de la Comisión de Gobernación.

Otras propuestas que contemplaban la creación de una circunscripción especial para los mexicanos en el exterior, la acreditación fuera del territorio nacional, distintas modalidades de emisión del voto, etc., no han sido acogidas y promovidas enérgicamente por los actuales legisladores federales o del legislativo. pasar. En el escenario actual, es poco probable que se contemplen formas innovadoras de emitir el voto migrante, ya que no ha habido oportunidad de realizar experimentos en el país. En todo caso, sería importante impulsar el estudio de lo que se ha hecho en otras naciones y buscar implementarlos de alguna manera en México para las elecciones posteriores a la de 2012.

Cabe señalar que en el contexto mexicano, el tema de la acreditación tiene una importancia que va más allá de lo meramente electoral, ya que es la forma de identificación que actualmente es la más aceptada para realizar trámites en el sector público o privado. No tenerlo le complica la vida al ciudadano común.

Escenario Electoral 2012

La elección de 2012 se ve como otro proceso que será muy disputado, por lo que la disputa por los votos será intensa. Esto abrirá posibilidades para que las organizaciones de migrantes se inserten en la contienda electoral y traten de inclinar la balanza a favor de quien tenga las mejores propuestas pro-migrantes. La concurrencia a muchas elecciones estatales también puede crear condiciones para influir en los resultados de las entidades de manera directa (voto de migrantes en el DF) o indirecta (voto de familiares de migrantes).