Abogan Por Que Niños Migrantes No Sean Deportados, Ante Incumplimiento Presidencial de Legalización

Que los menores migrantes mexicanos detenidos al cruzar la frontera también tengan la oportunidad de permanecer en Estados Unidos como los niños centroamericanos y que la actual ley que los protege no sea modificada ni revocada, fueron algunas de las propuestas presentadas hoy a la senadora federal Dianne Feinstein, en su oficinas en Los Ángeles, California.

Bertha Rodríguez-Santos

Integrantes de la Red Mexicana de Líderes y Organizaciones Migrantes (Red Mx), se unieron el martes 9 de septiembre a integrantes de una coalición de organizaciones que buscan proteger a los niños y familias migrantes luego de que el presidente Barack Obama pospusiera una posible protección legal para inmigrantes no autorizados, hasta después de las elecciones primarias de noviembre.

“Creemos que la decisión del presidente Obama de retrasar un posible alivio migratorio hasta después de las elecciones requiere que el Congreso se asegure de que los niños no acompañados no sean deportados. El presidente Obama culpó a los niños por su decisión de posponer la decisión”, dijo la directora ejecutiva de Red Mx, Angela Sanbrano, quien encabezó la comisión de activistas que le entregó una carta a la senadora Dianne Feinstein en la que la exhortan a no enmendar ni derogar la William Wilberfoce Ley de reautorización de víctimas de la trata de personas de 2008.

Esta ley, aprobada en la administración del presidente George Bush, garantiza el debido proceso a los menores no acompañados (con excepción de los mexicanos y canadienses) que puedan probar que su vida corre peligro en sus países de origen y les permite dirimir sus casos ante un juez de inmigración.

Más de 60.000 niños han sido detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México desde el año pasado.

En 2008, Dianne Feinstein fue una de las autoras de la ley para proteger a los menores centroamericanos, pero se teme que, al igual que Obama, anteponga razones políticas a reformar la ley y así agilizar la deportación de niños mientras se les niega el debido proceso. .

En nombre de la coalición, el padre Richard Estrada solicitó una reunión directa con el senador a quien Ryan Williams, el representante de Feinstein que recibió la carta, accedió a responder en los próximos días.

Mientras una comisión de 5 personas acudía a entregar la carta al senador, afuera del edificio, decenas de miembros de organizaciones comunitarias desplegaban pancartas pidiendo protección a las familias migrantes.

Con consignas de «no a la deportación, no a la deportación», «Feinstein, escucha: estamos en la lucha» y «sí se puede, sí se puede», los activistas manifestaron que ahora más que nunca la comunidad migrante debe hacer sentir su fuerza ante Demócratas y republicanos que les han dado la espalda.

Los activistas anunciaron que el 9 de octubre viajarán en caravana a la ciudad de Bakersfield para visitar a un legislador federal republicano para cambiar su posición sobre la crisis humanitaria que enfrentan las familias migrantes debido a la actual política migratoria.

Programas como e-verify, comunidades seguras y las tácticas de mayor vigilancia fronteriza y más deportaciones, lejos de fortalecer la seguridad nacional, solo han destrozado familias y el tejido social entre las comunidades de inmigrantes al criminalizar a la fuerza laboral de importancia crítica. para la economía de este país.

Más de dos millones de personas no autorizadas han sido deportadas en los últimos 6 años de la administración de Barack Obama, para quien el sufrimiento de las familias separadas no es una prioridad nacional.

Organizaciones pro-inmigrantes anunciaron que redoblarán esfuerzos para que tanto el poder ejecutivo federal encabezado por el presidente Obama como el Congreso pongan fin a las violaciones a los derechos civiles y humanos de millones de inmigrantes no autorizados.

En la acción de protesta frente a la oficina de la Senadora Dianne Feinstein participaron miembros de la Red Salvadoreña en el Exterior (RENASE), el Centro de Recursos para Centroamérica (CARECEN), la Coalición de Los Ángeles por los Derechos Humanos de los Migrantes (CHIRLA), el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB), la Hermandad Mexicana Transnacional, Jóvenes Inc., la Red Mexicana de Líderes y Organizaciones Migrantes (Red Mx), el Fondo Educativo y de Liderazgo Salvadoreño Americano (SALEF), el Movimiento Primero de Abril y el Proyecto Esperanza por los Derechos de los Migrantes .